top of page

Duelo

Actualizado: 21 dic 2018




Perder un ser querido, perder un trabajo, perder una posesión material, perder la salud, romper en una relación, independizarse. Son algunas de las situaciones cotidianas en el transcurrir de la vida, todas tienen algo en común, son duelos.


 

Un duelo implica un proceso, que atravesamos todas las personas en algún momento de la vida. Inicia con la pérdida simbólica o real de algo en lo que hemos investido nuestro afecto y que ahora ya no lo tenemos. Este proceso conlleva a adaptarnos a la ausencia de aquello que antes estaba presente, y finaliza cuando aceptamos su ausencia y somos capaces de volver a dirigir nuestro afecto a un nuevo objeto.


Como todo proceso transcurre por varias fases, aunque estas no se presentan en un orden rígido e inclusive pueden alternarse y reaparecer.


 

Comúnmente se inicia en una fase de negación, donde no aceptamos lo ocurrido, es similar a un estado de shock donde nuestra mente no ha procesado la realidad. El enfado e indiferencia, sucede cuando experimentamos la sensación de no haber podido evitarlo, habitualmente repasamos constantemente lo ocurrido en búsqueda de las causas y una explicación, es frecuente que entren en escena ideas de culpa. Durante la negociación comenzamos a realizar un balance entre los pros y contras de la pérdida, es un intento psíquico de compensar el dolor ocurrido.


 

La fase de dolor es el momento donde contactamos directamente con la pérdida, es un momento crucial y previo a la resolución del duelo, es uno de los momentos más difíciles de afrontar. Finalmente la fase de aceptación es donde se internaliza que la pérdida es irreversible y pasa a formar parte de nuestra realidad y poder continuar nuestras vidas.


 

No debe confundirse el duelo con la depresión, el duelo es un proceso normal y no debe recibir un tratamiento farmacológico salvo en excepciones específicas.






Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page